Axalta is not resposible for content you are about to view

Show Searchbox Show Navigation

Think Colour. Think Standox  Mercedes-Benz Classic Center en Fellbach

En la restauración de vehículos históricos hay pocas personas que sean mejores que los especialistas del Mercedes-Benz Classic Center en Fellbach. Pero cuando se trata del acabado, aprovechan la experiencia de Standox. Esto también sucede cuando han de restaurar un automóvil clásico y tienen que reproducir un color poco habitual.


El Mercedes-Benz Classic Center en Fellbach

El Mercedes-Benz 300 SL Gullwing de los años 50 es un clásico y todavía atrae miradas. Es el tipo de modelo que no pasa desapercibido, ni siquiera para las personas que tienen poco interés por los automóviles.

En Fellbach, cerca de Stuttgart, la gente no se sorprende tanto cuando ve un automóvil como este, ya que aquí es prácticamente el único lugar del mundo donde es más probable ver un legendario “Gullwing” (alas de gaviota).

El Mercedes-Benz Classic Center es el primer lugar donde acuden los propietarios de modelos Mercedes-Benz históricos.

Carl Benz und Gottlieb Daimler

Carl Benz y Gottlieb Daimler

Ello se debe a que aquí se encuentra el Mercedes-Benz Classic Center, desde que se inauguró en 1993. Para los propietarios de modelos Mercedes históricos, es el primer lugar a donde acudir.


Los talleres del Mercedes-Benz Classic Center no sólo cuidan los modelos históricos y los más nuevos de Mercedes-Benz. Su experiencia técnica y los conocimientos atesorados a lo largo de los años son únicos y están disponibles para clientes de la marca, de todo el mundo, que están interesados en restaurar su automóvil para mejorar su aspecto y su estado técnico.

Uno de los beneficios que pueden aprovechar es el acceso directo a todos los recursos de la compañía. Junto con las completas bases de datos de los archivos corporativos, el Mercedes-Benz Classic Center también tiene acceso a instalaciones de I+D, conocimientos derivados de la construcción de prototipos y las más avanzadas capacidades técnicas para crear reproducciones originales.

Impresionante: Cuatro vitrinas con 160 modelos del 190 SL dan una idea de la gama de colores utilizados en los modelos Mercedes-Benz de posguerra (hasta aproximadamente 1975). Para el acabado de los vehículos se utilizaron pinturas Standox.


Restaurando Gullwing coupés en el Mercedes-Benz Classic Center

Entre 1954 y 1957, sólo se fabricaron unos 1.400 Gullwing coupés. El 80 por ciento aproximadamente se exportaron a Estados Unidos, donde, durante los años 50, había suficientes compradores ricos que estaban dispuestos a gastarse más de lo que pagarían por un Cadillac Eldorado grande, y en efectivo.


El modelo 300 SL de 1955, que se ha restaurado en Fellbach, también tiene una historia en Estados Unidos. Pero su acabado azul claro metalizado claramente lo diferencia de otros modelos de exportación. “Según nuestro archivo, sólo siete 300 SL se pintaron con este color”, comenta Michael Plag, jefe de proyectos en el Mercedes-Benz Classic Center.

Ahora el “Alas de gaviota” ha vuelto al lugar donde se fabricó: Su nuevo propietario, un coleccionista alemán, lo llevó a Fellbach para ser restaurado por los especialistas de Mercedes.

Los coleccionistas de automóviles clásicos valoran mucho los vehículos originales no restaurados, pero también las restauraciones fieles. Y cuando el trabajo lo realiza el fabricante original esto es un sello de calidad especial. Plag: “Al trabajar en colaboración con el propietario, intentamos mantener al máximo la esencia original del vehículo”. Trabajar de forma tan intensa lleva tiempo: “Se ha de calcular alrededor de un año y medio para una restauración completa”.


En el caso del “Gullwing” coupé de 1955, una cosa estuvo clara inmediatamente: “El coche se había restaurado mal hacía unos años“, explica Plag. “Como parte de esa reparación, se repintó en plata metalizado”. Supuestamente, el propietario de aquella época quería perpetuar el mito de los “Flechas de Plata” y de manera no intencionada eligió el color “equivocado”. Pero ese no es siempre el caso: “Algunos colores se alteran involuntariamente porque el pintor no tiene acceso a la documentación original que necesita”, señala Plag.

A menudo, los empleados de Fellbach tienen que tratar defectos como este, incluso en modelos poco habituales, como el Gullwing, que ahora alcanza precios de más de un millón de euros. “Especialmente en los años 70, antes de que los vehículos consiguieran el estado de clásicos, a menudo sufrieron una remodelación ‘barata’”, dice Plag. “Junto con la corrosión y el desgaste mecánico, este tipo de trabajos poco profesionales es el que nos causa la mayoría de problemas”.


En Fellbach no sólo cuidan el valor del interior del automóvil clásico, sino que también restauran su valor exterior, es decir, el acabado. “Para nosotros la cuestión clave es siempre: ¿Cuál era el color del vehículo cuando se entregó originalmente?”, comenta Plag. “Intentamos expresarle eso al propietario y luego lo transformamos durante la restauración”. Daimler todavía tiene la documentación de los vehículos antiguos y las cartas de colores de todos los modelos que fabricaron.

El 300 SL de 1955 se debería de haber restaurado con su color original. Pero el personal de Fellbach no confió únicamente en su propia experiencia. Plag: “Nos pusimos en contacto con los empleados de Standox y les preguntamos si podrían desarrollar una nueva fórmula de mezcla para el color original del vehículo”. En este caso, la investigación realizada para la fórmula de color resultó un tanto complicada. El azul claro del Gullwing con la designación DB 353 se utilizó sólo para unos cuantos vehículos. Además, el nombre que se le dio a la tonalidad se utilizó por segunda vez, años después, para un azul diferente.


Colaboración entre el Classic Center y Standox

Standox Colour

“A petición del Classic Center, los empleados del Laboratorio de Color de Wuppertal reprodujeron el color original basándose en las muestras originales de los archivos del Classic Center y crearon una nueva fórmula de mezcla”, relata Dennis Martens, responsable de grandes cuentas para OEM Refinish Systems. “La fórmula ahora está disponible a través de nuestro programa de gestión del color, Standowin iQ”.

Este tipo de colaboración entre el Classic Center y Standox va más allá de las restauraciones individuales, es una tradición arraigada. “Sin Standox no habríamos tenido los medios para determinar el color original con la proporción de mezcla correcta”, comenta Plag. “Nos mantenemos en estrecho contacto, porque estamos permanentemente trabajando en mejoras y ajustes. Esto es aplicable no sólo al negocio de automóviles nuevos sino también a los vehículos clásicos.

 



El resultado concreto de este intercambio es una guía sobre el repintado de automóviles clásicos, que el Classic Center desarrolló junto con Standox hace unos años. Ahora es una especie de biblia para la reparación del acabado en modelos históricos de Mercedes. “La guía está en continua actualización, ya que los materiales van cambiando”, afirma Plag. “Es la única manera de garantizar una calidad excepcional. Que es lo que el cliente espera del Mercedes-Benz Classic Center - y lo que nosotros esperamos de nuestros proveedores”.

Michael Plag, jefe de proyectos del Mercedes-Benz Classic Center


El Mercedes 300 SL Gullwing

 

 

 

Ficha técnica: Mercedes 300 SL Gullwing

 

Fabricado entre: 1954-1957
Largo: 4520 mm
Ancho: 1790 mm
Alto: 1300 mm
Distancia entre ejes: 2400 mm
Peso: 1295 kg
Carrocería: Chapa de acero (1.370 unidades)
  Aluminio (29 unidades)
  Material sintético (1 Prototipo)
Motor: 3 litros seis cilindros
Potencia: 158 KW / 215 CV
Velocidad máxima: 235 km/h (hasta 247 km/h dependiendo del
eje trasero)