Axalta is not resposible for content you are about to view

Show Searchbox Show Navigation
Interstandox Logo

Los super coches de Koenigsegg – cuando la alta velocidad se une a la precisión de la lentitud

 

Los propietarios de automóviles deportivos de alto rendimiento quieren destacar entre la multitud, por eso sus coches han de tener un aspecto sorprendente. Pero si una persona posee el coche de producción más rápido del mundo, un Koenigsegg, aún es más importante que llame la atención allá donde vaya. El fabricante sueco confía en el taller Moses Bil & Lack, una empresa familiar en el pequeño pueblo de Sätaröd (Suecia), y en Standox, que durante más de seis años le han ayudado a conseguir el acabado de máxima calidad en estas obras de arte de cuatro ruedas fabricadas en fibra de carbono.

Un mundo más allá de lo común

Mientras que casi todos los otros talleres se centran en ser más eficientes y procesar los coches más rápido, el proceso de pintar un Koenigsegg puede requerir hasta 1.200 horas de trabajo. A veces se pintan hasta cuatro de estos super automóviles al mismo tiempo. Por eso, no es de sorprender que Mose Freyer, propietario del taller Moses Bil & Lack, haya invertido en una línea de pintura independiente exclusivamente para Koenigsegg. “Para trabajar en estos automóviles se requiere una verdadera habilidad que simplemente no se puede comparar con ningún otro proceso de pintado. Es necesario tener un instinto intuitivo y priorizar la calidad por encima de todo”, afirma Freyer, que trabaja muy de cerca con sus empleados y con los técnicos expertos de Standox en Suecia para garantizar que cada paso del proceso de pintado se lleve a cabo con calidad y precisión.

Cada coche es único

El proceso de pintado no es lo único que se realiza con total precisión. Identificar la tonalidad adecuada para un coche nuevo es un proceso complejo que requiere precisión; los clientes saben exactamente lo que quieren. Tal como explica Freyer, “es habitual recibir un pedido de pintura con virutas de platino u oro de 24 quilates”.

Pero determinar el color exacto, reproducir el color de un esmalte de uñas o incluso el color de una formación montañosa que había cerca del hogar del cliente son procesos meticulosos. Los clientes de Koenigsegg se implican bastante en el proceso de especificación y se preocupan mucho por los detalles, por lo que es fundamental identificar la tonalidad adecuada. Para facilitar este proceso, Lina, la hija de Mose, trabaja en estrecha colaboración con Lisa Johansson, directora de arte en Koenigsegg, para garantizar que se identifica el color exacto. Lina confía en los 8.000 colores disponibles en el sistema Colour Box de Standox. Freyer hace hincapié en que “en cada fase del proceso de ajuste del color, se han de cumplir las expectativas del cliente”.

  • La versión en blanco del nuevo modelo Regera de Koenigsegg, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2018, se ha pintado en Moses Bil & Lack, en Sätaröd (Suecia).
    Imágenes: © Koenigsegg Automotive, fotografía de Steven Wade

  • La versión en azul del nuevo modelo Regera de Koenigsegg, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2018, se ha pintado en Moses Bil & Lack, en Sätaröd (Suecia).
    Imágenes: © Koenigsegg Automotive, fotografía de Steven Wade

  • El Agera RS de Koenigsegg (fotografiado aquí en el desierto de Nevada en noviembre de 2017) batió el récord mundial. Se pintó en Moses Bil & Lack, en Sätaröd (Suecia).
    Imágenes: © Koenigsegg Automotive, fotografía de Steven Wade

La versión en blanco del nuevo modelo Regera de Koenigsegg, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2018, se ha pintado en Moses Bil & Lack, en Sätaröd (Suecia).
Imágenes: © Koenigsegg Automotive, fotografía de Steven Wade

La versión en azul del nuevo modelo Regera de Koenigsegg, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2018, se ha pintado en Moses Bil & Lack, en Sätaröd (Suecia).
Imágenes: © Koenigsegg Automotive, fotografía de Steven Wade

El Agera RS de Koenigsegg (fotografiado aquí en el desierto de Nevada en noviembre de 2017) batió el récord mundial. Se pintó en Moses Bil & Lack, en Sätaröd (Suecia).
Imágenes: © Koenigsegg Automotive, fotografía de Steven Wade


Calidad por encima de todo

La preparación y el pintado de cada componente de fibra de carbono se realizan con precisión y mucho cuidado, utilizando una selección de productos Standox para garantizar una calidad óptima. Una vez la base bicapa se ha secado, los pintores examinan cada centímetro cuadrado del acabado de pintura para asegurarse de que esté absolutamente perfecto antes de aplicar el barniz final que otorga a los automóviles Koenigsegg su espléndido acabado brillante. Entonces empieza el trabajo de lijado y pulido.

No se envía ninguna pieza del vehículo a Koenigsegg hasta que el color no sea 100 % correcto. Freyer añade: “No seríamos capaces de hacer todo esto sin el apoyo de Standox. Es la única marca que nos permite conseguir la calidad que buscamos. Todos los productos son incomparables, de principio a fin, y en Moses Bil & Lack nos esforzamos por conseguir los mismos objetivos: superar las expectativas de nuestros clientes. Y, en resumen, por eso llevo 30 años confiando en Standox”.



¡No se pierda los nuevos artículos!