Axalta is not resposible for content you are about to view

Show Searchbox Show Navigation
Interstandox Logo

El museo de automóviles más grande de Turquía

 

Torbalı es una pequeña ciudad de 150.000 habitantes, en la costa oeste de Turquía. Pero muchas de las personas que visitan Turquía nunca han oído hablar de ella. Ello se debe, sobre todo, a la ostentación que se puede encontrar en la ciudad vecina de Esmirna, situada a pocos kilómetros de distancia. Pero ahora hay un buen motivo para visitar Torbalı, porque desde hace varios años la ciudad alberga el mayor museo de automóviles y motocicletas de Turquía.

El KEY Museum exhibe más de 170 vehículos en un espacio de 7.000 m2, desde una réplica original de un vehículo a motor Mercedes Benz de 1886 hasta modernos automóviles deportivos. Además, se pueden ver modelos a escala, ornamentos de animales que tenían los coches históricos y muchas otras piezas, incluyendo una gasolinera original de EE. UU. con diseño de los años 50. Cada año, 20.000 personas acuden a Torbalı para visitar la colección. Cada vehículo expuesto se ha restaurado minuciosamente. Y a la hora de pintar los vehículos, el museo confía en los productos y los conocimientos de Standox.

“Cada automóvil debería tener el mismo aspecto que tenía cuando salió de fábrica”

Uno de los concesionarios más grandes de Turquía
Los propietarios del museo son los hermanos Murat y Selim Özgörkey, que dirigen el grupo E Özgörkey Group con sede en Esmirna. También tienen uno de los principales concesionarios de automóviles de Turquía, que incluye, entre otras marcas, BMW y MINI.

La afinidad por BMW explica por qué tantos de los vehículos que se exhiben en Torbalı lucen el sello azul y blanco. Como el BMW Dixi, el primer automóvil que apareció en el mercado bajo el nombre de BMW. O el modelo 328 de los años 30, que consagró la reputación de BMW en el mundo de los deportes del motor. Los modelos de posguerra como el 501 y el 503 también forman parte de la exposición, así como el legendario utilitario Isetta y los modelos de la denominada “nueva clase” que al final otorgó a BMW la clasificación de marca de lujo a principios de los años 60. La selección abarca hasta el M4 GTS de 2016, que puede ir de los 0 a los 100 km/h en solo 4 segundos.

  • Un clásico poco frecuente: un BMW 319 de mediados de los años 30.

    Un clásico poco frecuente: un BMW 319 de mediados de los años 30.

  • Los 7.000 m2 del KEY Museum exhiben más de 170 vehículos.

    Los 7.000 m2 del KEY Museum exhiben más de 170 vehículos.

  • Atracción especial para niños: el Batmóvil de la serie televisiva de los años 60.

    Atracción especial para niños: el Batmóvil de la serie televisiva de los años 60.

  • No se debe perder: el enorme “Blackhawk” del antiguo fabricante estadounidense Stutz.

    No se debe perder: el enorme “Blackhawk” del antiguo fabricante estadounidense Stutz.

  • Un modelo fascinante: ni siquiera la partícula más pequeña de polvo puede afectar al aspecto de este clásico americano poco habitual, el “Kaiser Darrin” de los años 50.

    Un modelo fascinante: ni siquiera la partícula más pequeña de polvo puede afectar al aspecto de este clásico americano poco habitual, el “Kaiser Darrin” de los años 50.

  • Cadillac Fleetwood

    Coches de ensueño conocidos, como el Cadillac Fleetwood, también se pueden admirar en el KEY Museum.

Ejemplos de cada marca importante de automóviles

Pero el KEY Museum no se limita únicamente a una marca. “Seleccionamos los vehículos que vamos a exponer de acuerdo con su importancia, su valor y su carácter único en la historia del automóvil y la motocicleta”, explica el director del museo, Efe Uygur. Los 15 empleados que trabajan en el taller interno procuran que todos los vehículos estén en excelentes condiciones técnicas y presenten un aspecto extraordinario. “Cada automóvil debería tener el mismo aspecto que tenía cuando salió de fábrica”, comenta Uygur.

Y, por supuesto, el acabado juega un papel importante en ese sentido. “Siempre tratamos de identificar el color original del vehículo”, dice Uygur. “Pero muchos documentos se han perdido, sobre todo en el caso de automóviles de la primera mitad del siglo XX”.

Standox suministra la pintura, así como sus conocimientos técnicos y experiencia

En estos casos, los pintores del museo confían en la avanzada tecnología, como el dispositivo digital de Standox, el Genius, para medir el color. O llaman a un distribuidor de Standox, que a menudo puede facilitar información precisa sobre los colores históricos originales. Para el acabado también se recurre a la moderna tecnología de pintura. “Utilizamos exclusivamente productos Standox, como el aparejo VOC System Filler, por ejemplo, la base bicapa Standox Basecoat y el barniz Standocryl VOC-Xtra Clear”, comenta Uygur. No solo por la calidad de los productos Standox, sino también por el gran servicio que ofrece esta marca. “Los técnicos de Standox nos han ayudado con frecuencia a reproducir un color antiguo”, explica Uygur. “Y también nos proporcionan un valioso apoyo durante el proceso de reparación”.

www.standox.es/key

  • En el KEY Museum se exhiben muchos BMW, desde el Dixi hasta el coche superdeportivo M4 GTS.

    En el KEY Museum se exhiben muchos BMW, desde el Dixi hasta el coche superdeportivo M4 GTS.

  • Presentación espectacular: un Lamborghini Diablo naranja de 1991.

    Presentación espectacular: un Lamborghini Diablo naranja de 1991.

  • El taller interno trabaja exclusivamente con materiales de pintura de Wuppertal.

    El taller interno trabaja exclusivamente con materiales de pintura de Wuppertal.

  • Trabajo minucioso: la compleja restauración de estos valiosos automóviles clásicos a menudo requiere meses de trabajo.

    Trabajo minucioso: la compleja restauración de estos valiosos automóviles clásicos a menudo requiere meses de trabajo.

  • El director del museo, Efe Uygur, confía en el apoyo de Standox para completar el acabado.

    El director del museo, Efe Uygur, confía en el apoyo de Standox para completar el acabado.


Más artículos


¡No te pierdas los nuevos artículos!